Asociación Civil Memoria Palermo
Memoria Palermo
FacebookInstagram

Baldosas por la Memoria

Alberto José Munarriz - Rolando Elias Adem

Armado: 2013 y 2017
Colocación: 22 de marzo de 2013
Reposición: 10 de junio de 2017 Coronel Díaz 1717 . Palermo, CABA

Rolando Elias Adem
Detenido-desaparecido el 16-03-75
Alberto José Munarriz
Detenido-desaparecido el 14-11-74


HISTORIAS

“Quisiera contarles en pocas palabras quienes fueron, Alberto y Rolo.
Ellos pertenecieron a esa generación de jóvenes que se negaron a aceptar que la falta de libertad, la pobreza y las injusticias sociales continuaran siendo el estatus quo de la sociedad en la que vivían. Ellos no quisieron dejar de ver, ni escuchar lo que sus conciencias y su sentido del deber les estaban marcando. Ese deber hacer que tanto nos habían machacado nuestros padres. El deber de ser un buen hijo y hermano, un fiel amigo y compañero, el deber de ayudar y actuar ante la injusticia, la falta de libertad y el sufrimiento de muchos. Con determinación, con alegría, con mucho coraje ambos optaron por decirle NO al no te metas, y se decidieron por el hacer. Porque estaban convencidos de que una sociedad más justa e igualitaria era posible y no solo utopías de juventud.
Alberto y Rolo fueron primero amigos, luego compañeros de militancia y también compartieron lazos familiares. Alberto dos años mayor que Rolo, fue preso político durante la dictadura de Lanusse, liberado el 25 de Mayo del 73, continuó su militancia política, y fue secuestrado el 14 de Noviembre de 1974. Cuatro meses después, el 16 de Marzo de 1975 fue secuestrado Rolo en una esquina de la localidad de Hurlingham.
Nuestro mejor Homenaje es el estar hoy Todos Juntos, rescatando del olvido sus nombres y compartiendo sus ideales de vida. Por ellos y por los 30,000 desaparecidos no dejemos de Hacer.”

Susana Munarriz, hermana de Alberto y compañera de Rolo, 22 de Marzo de 2013

 

 

Rolando Elías Adem “Rolo” nació el 28 de junio de 1948 en Capital Federal donde estudió, trabajó y encaró su militancia política. Durante la dictadura de Onganía comienza su actividad política en reacción a la opresión política, represión y falta de libertad. A principios de los años 70 milita en el Movimiento contra la Represión y la Tortura y la COFAPPEG, su cuñado Alberto era un preso político. Trabajaba como técnico en Olivetti.

En los primeros meses de 1973 y hasta su clausura en marzo de 1974 trabaja en el diario El Mundo y activa en el Movimiento Sindical de Base y FAS. A fines de 1974 a raíz del asesinato de varios de sus compañeros y la desaparición de su cuñado Alberto, pasa a la clandestinidad continuando su militancia en el PRT-ERP.

El domingo 16 de marzo de 1975 a las 13hrs Rolo debía encontrarse con Jorge Name en la esquina de Vergara y Necochea de Hurlingham. De esa cita nunca regresó. Según comunicados de la Policía Federal SSF publicados en los diarios, Jorge Name había sido detenido cerca de la estación Hurlingham por efectivos de la SSF junto a otra persona no identificada. Artículos aparecidos en La Opinión, Ultima Hora (ex Crónica) La Nación, La Prensa y la Razón en los días 17, 18 y 19 de marzo mencionan a Jorge Name y a otras personas detenidas en el allanamiento de una casa en S.A de Padua (dirigido por Luis Margaride), como pertenecientes al PRT-ERP, y vinculan orgánicamente a Rolando con esa organización, por un DNI encontrado a su nombre, sin confirmar su detención. Al momento de su secuestro Rolo tenía su DNI consigo. Según testimonio de Stella Garategui detenida en la SSF, Name habría fallecido a consecuencia de la tortura en la SSF. No hay testimonio de sobrevivientes sobre Rolo.

A partir del 17/3/1975, fecha de los 1ros Habeas Corpus en Cap.Fed y Pcia, innumerables presentaciones judiciales, denuncias públicas y privadas en el país y en el exterior fueron realizadas desde entonces hasta hoy. Sin resultado alguno.

Todos juntos, el 22/3/2013 compañeros, familiares y amigos recordamos su alegría de vivir, su decisión de lucha, su rebeldía, rescatando sus nombres y sus vidas para la memoria colectiva.

Susana Munarriz

Alberto José Munarriz “Capi” nació en Santiago del Estero en enero de 1946. Al poco tiempo toda la familia se mudó a Buenos Aires donde curso sus estudio primarios e ingresando posteriormente a la Escuela Naval en Río Santiago terminando allí sus estudios secundarios. Es durante ese tiempo que empieza en su interior a enfrentar las contradicciones del sistema, a sentir las diferencias y a rebelarse ante el significado de “esa” educación militar. Al terminar el Liceo regresa a la vida familiar, a trabajar primero en el Banco Nación y luego en la fábrica de Coca Cola. Pero ya en esa época siente que su vida comienza a tener otro sentido y se vuelca a la militancia política entrando a formar parte del PRT y de la creación del incipiente ERP juntamente con su cuñado Jorge Elías Adem, también desaparecido en marzo de 1975. Ya en ese entonces su vida estaba totalmente dedicada a la militancia.

Alberto cae detenido en un enfrentamiento en julio de 1970. Fué internado en el Hospital Pirovano y luego llevado a diferentes Penales: Devoto, Resistencia y, posterior a la Masacre de Trelew, al de Rawson. Es el 25 de Mayo de 1973 que sale con la Amnistía e inmediatamente ya en la clandestinidad se reincorpora a la militancia.

El Partido lo destina junto a su compañera a la Regional de Santa Fe como responsable Militar y de Logística. Al poco tiempo debe regresar a la Regional Buenos Aires para integrar el Estado Mayor del ERP como Responsable de Logística. Incansable en su entrega, ayuda a la formación de innumerables compañeros viajando a los diferentes Frentes del Interior así como ayuda al abastecimiento de la Compañía de Monte en Tucumán.

Es secuestrado en una cita cantada en Capital Federal. Su caída se debió a la entrega de un infiltrado en la Organización por el Oso Rainer constatado posteriormente y que respondía al Servicio de Inteligencia de Batallón 601.

A pesar de los Habeas Corpus presentados, recorridas por comisarias etc. jamás los familiares pudieron saber nada de su paradero. Solo en la asunción de Alfonsín diciembre de 1983 en Plaza de Mayo un compañero nos informó que al “Capi” lo habían matado en la tortura en Puente 12.

Lo pinta tal como fuera Alberto el extracto de una carta que le mandara a su padre el 25 de marzo de 1972:

...”vos sos mi padre, el hombre del cuál aprendí a ser derecho, a ser digno, el que me dió todo lo bueno y rescatable que pueda yo tener, el que me trazó una norma de vida; sos vos quién me dió los elementos humanos que me condujeron a la Revolución. Yo jamás podré agradecértelo lo suficiente como no ser tratando de concretar con mi lucha esos principios que me inculcaste desde chico. Y cuando llegó el momento decisivo, el más difícil, vos viejo, hiciste una ofrenda que tiene un valor inmenso, le diste un hijo a la Revolución”...

Así era El Capi, así de plena fué su corta vida.
Su alegría, su entrega, su humor nos hace sentirlo vivo y como ejemplo siempre.

Alicia Sanguinetti

 

 

 

 

BARRIOS X MEMORIA Y JUSTICIA