Asociación Civil Memoria Palermo
Memoria Palermo
Facebook

Baldosas por la Memoria

Segundo Manuel "Lito" Ponce - Oscar Armando "Negro" Ponce

Militantes populares, asesinados por el terrorismo de Estado en la calle Alvarez Thomas 2711 el 15 de Febrero de 1977

Armado: 2015
Colocación: 29 de agosto de 2015
Alvarez Thomas y Juramento, CABA

Descargar Historias de vida del Libro Baldosas de la Memoria III, por Clara Soledad Ponce y Cristina Rodríguez

Palabras de Soledad, el día del homenaje:

Palabras para la baldosa de papá y Oscar:

Contarles acerca de mi papá lito y mi tío Oscar es extraño, porque para hablar de ellos necesito de uds. La reconstrucción de su memoria, en mi vida siempre ha sido familiar y colectiva. En realidad solo los tuve conmigo durante mis primeros 11 meses de vida hasta que los asesinaron los militares. 
A partir de allí los conocí por el relato familiar, si hoy quiero que se los imaginen y los conozcan, podría contarles de: su amorosa unión como hermanos, que a pesar de su diferencia de edad se las ingeniaron para cursar juntos el mismo año de secundario, que siempre se defendieron y protegieron, que eran muy buenos alumnos, sobre todo mi papa que estudio varios idiomas y soñaba con terminar la universidad, que los inundaba desde pequeños un profundo sentido de la igualdad y la búsqueda de la justicia social, que amaban los animales…que adoraban a su prima hermana Alicia Bianco también militante y desaparecida, que militaron en la J.P desde los 13 años y luego pasaron al ERP y hasta allí, lo que la familia puede aportar. No había más datos acerca de su militancia, porque para protegerse y proteger a sus compañeros nadie contaba…
También quiero compartir también con uds. que constate que era hija de desaparecidos a mis 18 años y en ese momento aunque ya vivíamos en democracia, era muy difícil la búsqueda…Después de muchos años comprendí que el desaparecido no solo fue privado de su cuerpo, sino que ese rotulo también buscaba borrar a sus amigos, su colegio, sus compañeros, su barrio, toda su existencia.
El hecho mismo de la desaparición es para mí como un terrible agujero negro que se va tragando mucho más que al ser querido en la familia, pretende tragarse los recuerdos, las palabras, las posibilidades de hablar de el sin que el horror nos inunde, nos amordace; a veces es el asesino silencioso de la unidad familiar, de la pertenencia social del desaparecido, de su historia de vida.
Ese vacío recién pudo llenarse con vida recién hace 15 días, antes cada vez que aparecía una pista, también faltaba el compañero que podía contar más, también ese compañero estaba desaparecido.
Como dice Mingo “buscando una foto, encontramos a una hija”, hace 15 días recibí una llamada de la subse, me pedían una foto de mi tio Oscar que les faltaba para el homenaje de la U.B 17 de Octubre donde militaron mi viejo y mi tio…la persona que me llamo no entendía mi sorpresa, mi alegría, suponía que yo tenía ese dato, que ya conocía a quienes estaban organizando la colocación de la baldosa ¡Imaginen la felicidad al encontrar compañeros de militancia vivos!
Después de 18 años de búsqueda me encontraron los compañeros de mis viejos. Para contarles de mi viejo y mi tío necesito de ellos, ellos son los que pueden contarles más. Ellos saben más que yo y si bien el terror definió que así fuera, no pudo impedir la vuelta de la vida, no logro que yo desconociera la verdad, no pudo con su amor, su compromiso y su recuerdo.
Ellos y yo triunfamos, porque ni todo el mal ni la locura destruyeron este lazo que hoy celebro con Uds. que se hizo realidad. Ni en mis sueños era así, esto es mejor, gracias a Julio, Javier, Cristina, Elena, Mingo, gracias por la fuerza del amor, de la verdad y la justicia. Gracias también a Carlos, Agustín, compañeros que todavía me falta conocer y están aquí presentes. Ellos no los olvidaron, yo no los olvido y hoy estoy aquí para homenajearlo a él, a su hermano, a sus compañeros y a todos los desaparecidos, que están presentes ahora y siempre!!!
Para mí la colocación de esta baldosa significa mucho más que el homenaje a mi papa y mi tío, es un símbolo de la recuperación de sus espacios…saber ¿por qué calles, que esquinas, que actividades? realizaban a cada paso de su militancia, esta baldosa es la reunión de sus familiares, amigos, compañeros que lo amaron y conocieron en profundidad, es la recuperación de sus lazos amorosos y de los míos, porque por fin puedo disfrutar de conocer a quienes acompañaron a mis padres en sus sueños.
Y también la colocación de esta baldosa representa para mí una reconciliación con el barrio, con su gente, con su historia…ya no es un secreto que debo esconder…Cuanto hemos logrado!
Hoy en esta esquina dejamos un testimonio de la existencia de mis familiares…así el desaparecido empieza a dejar de serlo…
Pido que se aporte toda la información que todavía está clasificada, que nos permita seguir nombrando y ubicando que fue de nuestros seres queridos. Pero, mientras tanto todos Uds. son la memoria, la verdad y la justicia de mis padres. A todos Uds. gracias por acompañar y ser la fuerza que grita rompiendo el silencio, el secreto y la angustia de la desaparición, gracias por nunca olvidar y por continuar buscándolos…ese es nuestro triunfo y esperanza
Esos monstruos creían que esta era la solución final, que los desaparecidos nunca estarían, que perpetuamente serian una incognita, pues puedo afirmarle a esos psicópatas que nosotros les damos existencia, los buscamos, los amamos, los recordamos, los honramos y no dejamos de hacerlos presentes…los desaparecidos empezaron a ser de todos y todos somos más…ellos están en cada uno de los que estamos reunidos aquí y ahora.
Que puedo contarles yo de mi papa y mi tío, que no puedan ver con sus propios ojos hoy. Después de 37 años siguen teniendo compañeros que no los olvidaron, que los buscaron, que me encontraron y que pudieron contarme cada una de las anécdotas con ellos porque las tenían guardadas en lo profundo de corazón, que puedo contarles de mis viejos que sea más importante que tanto amor hoy reunido y manifestado. Creo que todo está a la vista, porque quien cuenta con esta calidad de compañeros y amigos habrá sido una buena persona, un ser que buscaba un mundo mejor, con errores y defectos como cualquier otro…pero con una enorme riqueza guardada en cada uno de sus seres queridos.
Que puedo contarles…que no puedan ver hoy en medio de tanto amor, tanta valentía y sinceridad. Solo puedo darles las gracias por reparar tanta soledad en mi vida y confiarles que hace 15 dias con “Memoria Palermo” y cada una de las personas que me ayudaron en la recuperación de la historia de militancia y de vida de mi viejo y mi tio, el amor venció todas las pesadillas y es mejor en mis sueños, haberlos encontrado es lo más maravilloso desde que los busco.
Gracias a Mirta Baravalle por su ejemplo de vida, a Lita Boitano por tanta lucha, gracias a Silvia San Martin y a Orestes por acompañarme desde mis primeros pasos como hija de desaparecidos, gracias a todos mis familiares que quisieron contarme la verdad acerca de mis viejos y me sostuvieron en la vida, ¡gracias a todos los compañeros por tanto amor y tanta vida!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BARRIOS X MEMORIA Y JUSTICIA