Asociación Civil Memoria Palermo
Memoria Palermo
FacebookInstagramYoutube

Baldosas por la Memoria

Andrés Alcides Uzin

Militante popular detenido-desaparecido el 08-04-77. Asesinado el 16-05-77. Vivió en Villa Crespo.

Armado: 2016 (en Paraná, Entre Ríos)
Colocación: 9 de diciembre de 2016
Guzmán entre C. Arenal y J. Newbery, CABA

Andrés Alcides Uzin nació en Paraná, Entre Ríos, el 3 de noviembre de 1953. Era el único hijo varón y el mayor de una familia de cuatro hermanos. Cuando tenía diez años, muere su papá. En el año 1971 se fue a Buenos Aires a estudiar medicina, meta que se había propuesto desde niño para curar el cáncer, enfermedad que terminó con la vida de su papá. A Buenos Aires se fue con Sara, su novia de la secundaria, su primer y gran amor.
En medicina empezó a militar en la agrupación LUCHE, Línea Universitaria CHE. Y después con Sara militaron en el PB a través de Cacho El Kadri y como trabajaban en el Oeste bonaerense se incorporaron a la Columna Sabino Navarro, escisión de los montoneros.
Esto fue de comienzos del 73 a mediados del 75 en que la Sabino se disuelve. Entonces fue Lucho. Ahí, él decide entrar a montoneros, donde su nombre fue Emilio.
En esta época conoce a Diana Lijtman con quien se casa. Deja la facultad, considerada un proyecto pequeño-burqués.
Dentro de los montoneros participó de la JTP, desde su trabajo como bancario en el Banco Francés e Italiano en Villa Ballester. Llegó a ser miliciano y responsable de la célula. Dejó su trabajo en el banco y empezó a trabajar en una metalúrgica, en un horno de fundición respondiendo al mandato montonero de volver a la producción.
Andrés siempre mostró un gran compromiso con el otro y un profundo amor a su pueblo y así vivió, anteponiéndolo a sus propios amores al punto tal de ser el eje de discusión familiar. A él no sólo le importaba su familia, sino, todas las familias.
El 8 de abril de 1977, Andrés salió de su casa a realizar una tarea y no regresó, Diana su esposa militaba en la JP, en la zona de Boedo, pero al momento del secuestro estaba desenganchada y quebrada, haciendo reposo por el embarazo de riesgo de tres meses; un año antes, ellos ya habían perdido un bebé.
Al otro día, Diana y Amelia, hermana de Andrés, regresan a su departamento del Villa del Parque a buscar su gatito bebé y son sorprendidas por quienes se auto denominaron “del ejercito” y decían venir de parte de Andrés; trayendo una carta de su puño y letra. Diana y Amelia fueron llevadas y desaparecidas por separado. Amelia fue liberada en los bosques de Palermo esa misma madrugada luego de ser torturada, vejada, saqueada y numerada con el M16. De Diana y su bebé nunca se supo nada.

Andrés y Amelia estuvieron secuestrados en el Centro clandestino de detención El atlético.

Siete años después, se supo que Andrés fue sacado del centro clandestino y asesinado en la calle Guzmán, junto a María Verónica Basco, simulando un enfrentamiento, el día 16 de mayo de 1977. Fue sepultado en una tumba como N.N del cementerio de Chacarita, y a pesar de una orden judicial de no innovar, arrojado al osario común, como último intento por borrar su existencia toda, sin imaginar que allí, justo en ese lugar, donde se mezclan los huesos de los marginados, desprotegidos y olvidados es donde él quería estar.

El juicio denominado ABO, donde se juzgan los crímenes del Atlético, ya culminó tres instancias y en ninguna de ellas, el caso de Andrés entró, su familia sigue esperando justicia.

Amelia y Verónica

 

 

 

Notas de Prensa

Análisis digital - 24/03/2004

Los casos de Andrés Uzín, Liliana Fontana, Juan José Ferrer, Lucía Perriere y el matrimonio Sobko

Informe: el golpe y nuestros desaparecidos, a 28 años

 

BARRIOS X MEMORIA Y JUSTICIA